Comunidad

La Comunidad de monjas Dharmadatta es una comunidad espiritual que se basa en la amistad. Fue fundada en el año 2009 como un lugar en el que las mujeres que hemos tomado el camino budista como monjas en comunidad, podamos cultivar juntas el corazón y la mente, adiestrándonos tanto en el Dharma como en el vinaya o disciplina monástica. Bajo la guía espiritual de Su Santidad el 17° Karmapa, Ogyen Trinley Dorje, llevamos a cabo nuestro entrenamiento en India y ofrecemos servicio en Latinoamérica.

Todas las mujeres de nuestra comunidad han llevado una vida profesional y personal propia antes de convertirse en monjas. Éramos periodistas, contadoras, abogadas y profesoras de escuela. Nuestra vida cumplía con la mayoría de las definiciones mundanas de éxito y disfrutábamos ampliamente de todo tipo de condiciones favorables.

Sin embargo, cada una a su manera tenía una sensación constante de insatisfacción y el anhelo de una vida que tuviera mayor sustancia y un valor más duradero.

Hemos escuchado todos los argumentos que dicen que la vida monástica es irrelevante, anticuada o inadecuada para los occidentales. No obstante, vamos por este camino monástico y lo hacemos juntas, con la firme convicción de que ahora, más que nunca, el monasticismo budista es relevante, adecuado y necesario sobre todo en Occidente. Para hacer frente a las crisis ambientales y sociales sin precedentes de nuestro siglo, creemos que el monasticismo budista tiene una función importante que desempeñar, al demostrar que es absolutamente posible llevar una vida rica y gozosa con mucho menos de lo que nuestra sociedad insiste en que es indispensable tener para vivir felices. Asimismo, resolver nuestros problemas ambientales y sociales…leer más

Proyectos

Retiros

Un retiro con la Comunidad Dharmadatta es una oportunidad valiosa para estar con uno mismo
Un retiro con la Comunidad Dharmadatta es una oportunidad valiosa para estar con uno mismo; un espacio de tranquilidad para sanarnos y fortalecernos. Es entrar al taller de nuestra mente, retirarnos de las fuentes externas e internas de distracción para conectar con nuestra parte sabia, y reconocer y trabajar con las tendencias habituales que nos impiden desarrollar nuestras cualidades.

Blog

Dharmadatta y Tilokpur

Después de sobrevivir a temperaturas de más de 45 grados centígrados en Bodhgaya y en Delhi, disfrutamos ahora el aire fresco y limpio del valle alto de Kangra, al pie de las montañas todavía nevadas de Himachal Pradesh, en el norte de la India. En Keñara, un pueblo a quince minutos del monasterio en el que reside el 17º Karmapa, Lodrö y yo reorganizamos el pequeño almacén en el que se encuentra aún la biblioteca y objetos de práctica de la comunidad Dharmadatta, guardados en

Transmisión de Mahamudra

Creo que es difícil expresar con palabras lo que es recibir enseñanzas de un ser iluminado como seguramente es Tai Situ Rinpoche. Su sola presencia te hace sentir como un gigantesco sol que todo lo ilumina, te brinda el calor de su compañía y te transfiere el conocimiento necesario para seguir por el camino. Al inicio de las enseñanzas nos pregunto a qué habíamos ido y si sabíamos lo que era Mahamudra. El gran sello. Si lo que buscamos era un buen samsara, es decir

Peregrinaje

Poco reflexionamos en el significado de las palabras, para mi la palabra Peregrinaje había representado por años, una práctica fanática y sin sentido. Hoy al realizar este Peregrinaje a los lugares sagrados en donde sucedieron eventos significativos en la vida del Budha Shiakyamuni, para el surgimiento del Dharma y la formación de la Shanga, provocó un giro de 360º a mi mente cargada de prenociones esquemáticas. De cada uno de los lugares visitados (Sarnath, Varanasi, el Instituto de estudios tibetanos, el río Ganges, Bodhgaya, Mahabodhi