Un retiro con la Comunidad Dharmadatta es una oportunidad valiosa para estar con uno mismo; un espacio de tranquilidad para sanarnos y fortalecernos. Es entrar al taller de nuestra mente, retirarnos de las fuentes externas e internas de distracción para conectar con nuestra parte sabia, y reconocer y trabajar con las tendencias habituales que nos impiden desarrollar nuestras cualidades.

Los retiros incluyen enseñanzas diarias con la maestra o el maestro que conduce el programa, meditaciones guiadas, dinámicas de autoanálisis, grupos de discusión, tiempos de práctica de silencio completo. Además incluyen tiempo para ejercicio físico (yoga, caminata u otro) y para la práctica de karma yoga, actividad en la cual apoyamos en diferentes áreas –cocina, jardín, actividades didácticas, etc.–, como parte del trabajo con nuestras actitudes en nuestras interacciones cotidianas. Durante el retiro la maestra(o) que lo guía ofrece un espacio para contestar preguntas y aclarar dudas que surjan sobre la práctica.

El retiro ofrece condiciones para incorporar de inmediato los valores que tratamos de cultivar, específicamente en relación con el respeto y el cuidado a los demás y al medio ambiente. Se invita a los participantes a adoptar una conducta ética basada en el compromiso de no dañar, empezando por cuidar la vida de los insectos y demás animales en el lugar. Este compromiso es una de las razones por la cual la comida durante los retiros es vegetariana.

Para hacer ampliamente disponible esta experiencia de transformación, la Comunidad Dharmadatta tiene como principio que el precio del retiro sea solo lo necesario para cubrir los gastos de hospedaje, comida y algunos materiales necesarios para las actividades del mismo.